Jordi Canut se suma a la carta pidiendo innovar para conservar la naturaleza

Jordi Canut, a la derecha, con las casas de Buseu al fondo, en el año 2006. (Foto: Benigno Varillas)

Jordi Canut se sumó ayer a la carta abierta al Gobierno de España pidiendo recortes en conservación de la naturaleza a cambio de que los naturalistas puedan gestionar y producir fauna amenazada. Su firma es valiosa. No solo comparte la idea. La ha demostrado. Pudo hacerlo por ser uno de esos afortunados con raíces en un entorno natural privilegiado, en su caso Gerri de la Sal, pueblo de Pirineos, homólogo del burgalés Poza de la Sal por la técnica de extraer el mineral blanco. Empezó su vida privilegiada bien pronto. A la edad de 12 años participó en el campamento de Montejo de la Vega, en Segovia, que Félix Rodriguez de la Fuente empezó a organizar en 1975 para inculcar a los niños el valor de vivir y trabajar en la naturaleza. Es uno de los pocos naturalistas en activo que tiene una foto al lado de Félix, fallecido hace 38 años. Naturalmente, en pantalones cortos. Estudió biología y acabó de técnico en el Parque Nacional de l’Alt Pirineu. Hizo de la naturaleza su vida. Y, de mayor, quiso compartirla.

En 2006 fui a verle, tras reunirnos en Lérida el grupo de trabajo de la estrategia de lucha contra el veneno en el campo. Me llevó por una pista hasta un pueblo en ruinas. Allí esbozó lo que quería hacer. Hoy  su iniciativa ya es una realidad. Nadie mejor que sus paisanos para contarla: “Barruntaba desde los años noventa adquirir 230 hectáreas que rodean Buseu para un proyecto de gestión del territorio que incluía un muladar y escondites para avistar aves”, recogen los reporteros del diario local “Segre”, sorprendidos de que avistar unos pájaros atraiga a un pueblo abandonado de su comarca a miles de personas, muchos de Alemania, Gran Bretaña, Francia, Escandinavia y hasta de EE.UU. Lo titularon: “La fauna de Lleida atrae ya a miles de turistas y revive un pueblo abandonado”. Y en el texto: “Son un ejército, pero vienen en son de paz. Acuden en busca de calma y, cuando la encuentran, procuran no alterarla. Discretos y muy dispersos, rehuyen las multitudes para disfrutar de cuanto la naturaleza les ofrece. Resulta casi imposible precisar su número, aunque algunas cifras dan idea del volumen de personas que recorren recónditos caminos del llano y del Pirineo. (…) Medio millón pasaron por el Parc Nacional d’Aigüestortes el año pasado, 271.000 por el Parc de l’Alt Pirineu, y se estima que unos cien mil visitaron el Montsec. A ellos corresponde buena parte de los más de 300.000 servicios que prestan cada año las empresas de turismo activo leridanas, según datos de la Diputación”. Ver: https://www.segre.com/es/noticias/comarcas/2017/08/13/la_fauna_lleida_atrae_a_miles_turistas_revive_pueblo_abandonado_25677_1091.html

“No esperaba adquirir el pueblo, a medio camino entre la reserva de caza de Boumort y el Parc de l’Alt Pirineu”, añaden los periodistas de el Segre, “pero los propietarios solo accedieron a vender las parcelas junto con las cinco casas en ruinas. Jordi Canut y su esposa, Anna Tomàs, constituyeron una empresa junto con familiares y un amigo para hacer realidad el proyecto. Completaron la compra de terrenos y viviendas en 2009 y el muladar y los escondites empezaron a funcionar una o dos veces al mes. (…) En 2012 rehabilitaron una de las casas para alojar a los visitantes. Han demostrado cómo recuperar una zona marginal a través de su riqueza natural. “Aliarse con la naturaleza puede ser rentable”, subraya Ana Tomàs al diario “Segre”.

Buseu tiene el primer aguardo o hide desde el que se pudo hacer “la foto”, aquella en la que salen juntos los 4 buitres que hay en Europa. Con suerte cabe añadir el águila real. La fundación internacional “4 Vultures” tituló en octubre de 2014: https://www.4vultures.org/2014/10/18/project-buseu-how-vultures-are-helping-recover-an-abandoned-village/, añadiendo: “Buseu project is a great initiative in the Spanish pre-Pyrenees combining vulture watching with eco-tourism and rural development. Watch this great short movie – incredible scenes of bearded vultures eating bones! Well done Jordi Canut!”: http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-aventura-del-saber/aventura-del-saber-proyecto-buseu/2787529/.

El programa de TVE, “La Aventura del Saber” presenta en su emisión de octubre de 2014 a Buseu como “un proyecto ecoturístico que combina la conservación de los 4 buitres europeos con la rehabilitación de un núcleo rural abandonado. Uno de sus responsables, el biólogo Jordi Canut, nos cuenta su historia. Cómo ha sido posible compatibilizar el desarrollo rural con una actividad enfocada a la fotografía de naturaleza gracias al mantenimiento de un punto de alimentación suplementaria para aves carroñeras. Un trabajo que, sobre todo, beneficia a la biodiversidad de la zona, en especial al buitre negro y al quebrantahuesos.”

La televisión alemana ARD también informó del proyecto en agosto de 2017, en el canal “Das Erste” https://www.daserste.de/information/wissen-kultur/w-wie-wissen/geier-104.html: “Nur in Spanien leben Geier noch in großer Zahl. Das Geierschutzprojekt, im verlassenen Dorf Buseu, kann man besuchen. Vor zehn Jahren begann Jordi Canut mit dem Füttern, um vor allem die Bartgeier mit Knochen zu versorgen, die sie in der Landschaft nicht in ausreichendem Maß mehr bekamen. Heute füttert er eigentlich nur noch wegen der Ökotouristen, die aus ganz Europa hierherkommen. Er findet es wichtig, dass Menschen erfahren, wie wichtig und nützlich Geier für unser Ökosystem sind.”

El #buseu hashtag on Twitter habla por si solo de esta experiencia. Google lo refleja: “Tweets about #buseu en Twitter. See what people are saying and join the conversation: https://twitter.com/hashtag/buseu?lang=es

También los blogeros reseñan. En http://carlos-santero.com/essays/2017/09/vultures-and-eagles/ dice:“Buseu is a little lost village in the spanish pyrenees. Jordi Canut is the manager of the project to protect the landscape and the vultures. Here you can see all 4 european species of vultures. I think its unique in europe.” El navarro Daniel García Mina afirma en https://avistadepajaros.wordpress.com/2018/08/31/entre-quebrantahuesos-otros-buitres-ibericos-por-buseu/ que “Buseu será uno de los pocos muladares del mundo donde se puedan observar las 4 especies de buitres a la vez. Un lujo.”

La asociación GREFA, que reintrodujo el buitre negro en Pirineos, e hizo posible que hoy se vean las cuatros especies allí, anuncia el proyecto en http://www.grefa.org/46-mas-noticias/medio-ambiente-en-espana/1980-buseu-mucho-mas-que-ecoturismo y dice: “La casa situada en la parte más alta del pueblo fue la elegida como centro de operaciones para llevar a cabo actividades relacionadas con la conservación del territorio y de las especies de la zona así como programas de ecoturismo. Fue convertida en un estupendo alojamiento con capacidad para ocho personas, diseñado especialmente para observar y fotografiar la fauna sin molestarla, con grandes ventanales desde los que se divisa un espectacular paisaje.”

Web del proyecto Buseu con información y vídeos de las actividades:
http://www.buseu.es/
650 95 21 97

 

Suma tú también tu firma por una nueva Política de la Naturaleza. ¡Es la revolución! ¡Súmate!

https://www.change.org/p/conservacion-de-la-naturaleza-pide-se-recorte-a-cambio-de-autogestion-apoya-esta-peticion-con-tu-firma?recruiter=700638218&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=share_petition