Gran Migración de Herbívoros Salvajes

Esta llamada internacional se inaugurará con una primera actuación, en abril de 2019 –a repetir anualmente– para recuperar de forma simbólica la migración de grandes herbívoros salvajes desde el sur de España (Doñana) hasta la cordillera Cantábrica. Se hará cabalgando con una manada de caballos que viven libres, en estado salvaje, en la Reserva de la Estación Biológica de Doñana al que junto a otras razas ancestrales ibéricas damos el nombre de tarpanes ibéricos.

De mayo a octubre, caballos y teletrabajadores encargados de su seguimiento estarán en puertos de montaña cantábricos conviviendo con osos y lobos, de modo que el tarpán recupere su capacidad de defensa ante los depredadores y se beneficien de la selección natural.
De diciembre a marzo pastarán en Doñana en los municipios de Aznalcázar y Almonte, compartiendo territorio con linces, grullas y otras aves migratorias de Europa que pasan allí el invierno. Cada mes de abril subirán las manadas y en noviembre regresarán a Doñana. Tanto la saca de yeguas, como la cabalgada acompañando a los tarpanes por la Cañada Leonesa, se publicitará mediática- y turísticamente, de modo que la subasta de las plazas del grupo de acompañantes, los días que cada uno pueda y quiera, sirva para financiar el proyecto.

Devolver la libertad a vacas, caballos y asnos permite recuperar uros, tarpanes y encebros, grandes herbívoros que los pueblos neolíticos domesticaron y trajeron hace 6.000 años de Asia, erradicando a su pariente salvaje de Europa. Además, colaboramos en la cría del bisonte, especie en peligro de extinción nunca domada que completa “las cuadrillas” de desbrozadores que previenen incendios y producen carne allí donde la ganadería desaparece.

Ver más: