Perfil laboral

En noviembre de 2018 se espera poder poner en marcha la idea de ubicar en los Espacios Naturales Protegidos –y otros territorios que lo deberían ser– poblados o campamentos con 10 a 15 conservacionistas de cualquier parte del mundo en cada uno de ellos, que puedan teletrabajar, y combinen la actividad profesional que cada cual haga por Internet, con otras nuevas que la complemente, y sirva para dar futuro a territorios en declive.
Para ello es necesario que  las competencias para defender la naturaleza dejen de estar solamente en manos de funcionarios pagados por el contribuyente y puedan participar en ella conservacionistas autónomos, reconocidos y avalados por personas acreditadas y bajo supervisión y todo el control de la Administración Pública que se quiera. Pero ¡que dejen a los conservacionistas conservar!
Se propone crear un nuevo perfil laboral, que responda al objetivo de la Ley de Desarrollo Rural Sostenible, aprobada por el Parlamento español en 2007, en la que se plantea que en el medio rural de zonas marginales se promueva una  economía multifuncional.
Ese nuevo perfil laboral, a definir, sería una suma de funciones y competencias que aunan diferentes funciones que unidas permiten alcanzar rentabilidad y excelencia. Son competencias de:
1. Naturalista rastreador (seguimiento de especies).
2. Guarda (vigilancia).
3. Ganadero (cria de caballos, bisontes, asnos y toros salvajes).
4. Community manager (comunicando al mundo cómo restaura la vida salvaje europea).
5. Guía turístico (llevar al campo a quienes paguen por verlo).
El primer piloto de esa idea va a ubicarse en Doñana, en Aznalcázar. Los caballos serán los de la Rerserva de la Estación Biológica de Doñana (EBD) si esta institución accede a la solicitud que se les ha cursado desde la Asociación MURUNA (Mundo Rural Naturaleza). Los rastreadores modelo de este plan son Luis García y demás equipo de la Unidad de Seguimiento de Procesos Ecológicos de la EBD que acepten involucrarse. Se pedirá al Parque Nacional de Doñana que los teletrabajadores–conservacionistas de este Plan puedan colaborar o incluso continuar la actividad, si la EBD dejara de hacerla, una vez entrenados y formados para ello por dichos naturalistas. Una experiencia previa, de retransmitir al mundo lo que sucede en Doñana, es precisamente la del ICT y la Web de Cuadernos de Campo de la EBD. El modelo “ganadero” y turístico será el ya implantado en fase piloto en los cazaderos del Paleolítico que aprovechaba el hombre de Atapuerca, en la provincia de Burgos.